El Microbioma Oral y la Compleja Microbiología en Endodoncias

La cavidad oral alberga cientos de especies bacterianas que se agrupan en comunidades características de los distintos nichos, desde el diente a la encía, la lengua, el paladar o las mucosas. Aunque muchos de estos microorganismos no han sido cultivados hasta la fecha, el uso de tecnologías basadas en el ADN ha permitido en la última década caracterizar la microbiota oral a un grado de detalle sin precedentes. Por ejemplo, estos estudios han identificado una diversidad bacteriana espectacular y altamente variable en lesiones de caries de distintos individuos, indicando que la caries no es una enfermedad infecciosa propiamente dicha causada por un organismo concreto, sino una disbiosis polimicrobiana, lo que sugiere que una vacuna anti-caries no sería efectiva. Asimismo, las muestras de placa subgingival indican que el surco gingival sano de individuos sin periodontitis también posee bacterias periodontopatógenas en baja proporción, sugiriendo que esta enfermedad también es fruto de una disbiosis, es decir un cambio en el equilibrio microbiano que altera la relación con el hospedador. En el caso de las infecciones endodónticas, los estudios de ADN muestran igualmente una diversidad enorme con decenas de especies bacterianas, indicando que la etiología de esta patología es compleja y va mucho más allá del limitado número de bacterias cultivadas tradicionalmente en este tipo de muestras, como Enterococcus faecalis. La cuantificación de la carga bacteriana en lesiones endodónticas y su composición por secuenciación masiva indica que, en muchos casos, dichos microorganismos son resistentes al tratamiento convencional, sugiriendo que la desinfección del conducto debe ser intensa. Dada la complejidad microbiana del ambiente del canal y su crecimiento en forma de biofilm, pensamos que el uso de monocultivos no es suficiente para testar la eficacia de estrategias antimicrobianas en el laboratorio. Por ello, proponemos el cultivo de muestras reales en un modelo de biofilm endodóntico que represente la comunidad microbiana completa, y donde la acción de los distintos antibióticos y antisépticos pueda ser determinada de forma controlada y rápida. Nuestros estudios preliminares en este sentido muestran que la eficacia antibiótica en biofilms endodónticos es individuo-dependiente, abriendo la vía al tratamiento personalizado.

Dr. Alex Mira

  • Alejandro Mira es licenciado en biología por la Universidad de Alicante y doctor en microbiología por la Universidad de Oxford, Reino Unido.
  • Realizó estancias postdoctorales en EEUU y Suecia, donde se especializó en técnicas genómicas, de microchips y bioinformáticas aplicadas a patógenos bacterianos.
  • Tras 9 años en el extranjero, regresó a España en el 2003 financiado mediante el programa Ramón y Cajal.
  • En el año 2009 ganó el premio Jaime Ferrán de investigación en microbiología, que otorga la Sociedad Española de Microbiología, y en el 2012 el Premio Biomedal por el primer metagenoma (estudio del ADN) de la placa dental humana a nivel mundial.
  • Actualmente trabaja en la Fundación FISABIO de Valencia, donde aplica técnicas moleculares al estudio del microbioma oral, a través de las cuales su equipo descubrió la bacteria Streptococcus dentisani.
  • Dirige el proyecto de desarrollo para utilizar esta bacteria como probiótico contra la caries dental, que en 2016 recibió el Premio UPSANA y en 2018 el Premio FIPSE de Innovación en Salud.
  • Su equipo ha desarrollado un sistema in vitro de boca artificial que permite estudiar el crecimiento de distintos biofilms orales a partir de muestras de placa, lengua, saliva o infecciones endodónticas.
  • Es inventor de un test de diagnóstico de caries y otro de diagnóstico de cáncer de colon.
  • Actualmente investiga un nuevo producto contra el virus de la gripe y la relación entre las bacterias orales y el riesgo cardiovascular.